Las claves diferenciadora del Outsourcing


Las ventajas del outsourcing son múltiples y se pueden
clasificar en las cinco siguientes categorías:
Reducción de costes:  El proveedor de servicios de outsourcing normalmente disfruta de ventajas de coste.
Economías de escala: Al prestar el mismo servicio a una
mayor base de usuarios, las empresas proveedoras de
servicios de outsourcing se benefician de economías de
escala que le conducen a minimizar sus costes y poder ofrecer sus servicios a un precio más competitivo que el desarrollo interno de los mismos por el cliente.
Las economías de escala se pueden manifestar de distintas maneras como la reutilización de modelos desarrollados para un cliente en la relación con otro.
Otra manifestación de las ventajas de adquirir un mayor
tamaño es la mejor distribución del trabajo y la utilización más eficiente de los recursos.
Transformación de la estructura de costes: Mientras que por el servicio contratado al proveedor normalmente se pagarán unos costes variables en función del uso que se haga del mismo, si la empresa quisiera prestar dichos
servicios internamente, debería contar con unas determinadas.
Las claves diferenciadora del Outsourcing son las estructuras fijas que le supondrían un coste fijo con
independencia del uso que se hiciera del servicio.