El Outsourcing y sus clasificaciones


A parte de todos los beneficios que presenta la práctica del outsourcing, también puede entrañar una serie de riesgos. Éstos se clasifican en Programático: el riesgo programático se refiere al riesgo relacionado con la actividad subcontratada propiamente, con el contexto de negocio que rodea a la actividad, con su complejidad.
Este riesgo puede venir determinado por el gran tamaño del contrato de outsourcing. Su gran escala suele determinar una mayor complejidad, incertidumbre y riesgo así como una mayor dificultad de medir los resultados.
Este tipo de riesgo también se puede manifestar cuando el
servicio contratado al proveedor externo está relacionado con una tecnología novedosa, no testada suficientemente con anterioridad lo que aumenta el riesgo de aparición de problemas no predecibles con anterioridad.
La implementación práctica del servicio o actividad
subcontratada también puede constituir un factor de riesgo
cuando es necesaria la colaboración de distintos
departamentos, reestructuraciones en la organización.